Qué es La Regla del 72

que-es-la-regla-del-72

¿Conoces la regla del 72? El tiempo y el ahorro son dos elementos inseparables. La popularidad de la regla del 72 se debe a su sencillez de uso. A diferencia de otras fórmulas que requieren calculadoras financieras o algoritmos complejos, basta con una calculadora de bolsillo para realizar la estimación.

Incluso si te sientes cómodo haciendo cálculos mentales, puedes hacerlo sin necesidad de una calculadora. ¿Quieres conocer su funcionamiento? Te lo explicamos en detalle en este artículo, ¡continúa leyendo!

¿Qué es la regla del 72?


La regla del 72 es una fórmula financiera simple utilizada para estimar el tiempo aproximado que tomaría duplicar una inversión a una tasa de rendimiento fija.

La fórmula consiste en dividir el número 72 por la tasa de interés anual esperada o el rendimiento de la inversión. El resultado de esta operación proporciona una estimación del tiempo necesario para que la inversión se duplique.

La regla del 72 es una herramienta de cálculo rápido y fácil que brinda a los inversores una aproximación razonable del crecimiento de su inversión en función de la tasa de rendimiento esperada.

La fórmula de la regla del 72

La fórmula de la regla del 72 es muy simple:

Tiempo = 72 / Rentabilidad

Esta fórmula se utiliza para estimar el tiempo aproximado que tomaría duplicar una inversión a una tasa de rendimiento fija. El resultado proporciona una estimación en años. Asimismo, la fórmula puede ser manipulada para calcular la rentabilidad necesaria para duplicar una inversión en un tiempo específico:

Rentabilidad = 72/tiempo

Esta regla es una herramienta rápida y sencilla para hacer estimaciones en el campo de las finanzas, aunque es importante tener en cuenta que ofrece resultados aproximados y puede no ser precisa en situaciones con tasas de rendimiento extremadamente altas o bajas.

Ejemplo de cómo usar la regla del 72 para duplicar tu inversión

Supongamos que tienes una inversión que ofrece un rendimiento anual del 6%. Para calcular el tiempo aproximado que tomaría duplicar tu inversión, puedes utilizar la Regla del 72 de la siguiente manera:

Tiempo= 72/ Rentabilidad = 72/6 = 12 años

Por lo tanto, según la Regla del 72, tomaría aproximadamente 12 años para que tu inversión se duplique con un rendimiento anual del 6%.

Este cálculo proporciona una estimación rápida y útil del potencial de crecimiento de la inversión.

Ventajas de la regla del 72

A continuación, te mencionamos las ventajas de la regla del 72:

  • Sencilla: La simplicidad de la fórmula permite realizar cálculos mentales sin la necesidad de herramientas adicionales como papel o calculadora.
  • Fácil de recordar: La regla del 72 es fácil de recordar, lo que la hace práctica para llevar consigo y utilizar en situaciones cotidianas o al evaluar oportunidades de inversión.
  • Rápida: Proporciona resultados rápidos, ofreciendo estimaciones en cuestión de segundos, lo que facilita la toma de decisiones financieras de manera ágil.
  • Versátil: La regla es aplicable a diversos tipos de inversiones, ya sea en inversiones inmobiliarias, acciones o depósitos a plazo, lo que la hace versátil y útil en diferentes contextos.

Desventajas de la regla del 72

Ahora, veamos las desventajas de la regla del 72:

  • No contempla altibajos: La regla no tiene en cuenta las fluctuaciones del mercado o los altibajos en el rendimiento de la inversión, lo que puede no reflejar la realidad de ciertos escenarios.
  • No contempla la inflación: No considera el impacto de la inflación en el valor real de la inversión, lo que puede afectar la capacidad de compra a largo plazo.
  • No contempla la fiscalidad: La regla no tiene en cuenta los efectos de la fiscalidad, lo que puede llevar a una estimación inexacta de las ganancias reales después de impuestos.
  • Pierde precisión en ciertos rangos de rentabilidad: Se sugiere que la regla del 72 puede perder efectividad en situaciones donde las tasas de rendimiento son muy bajas o muy altas, limitando su precisión en esos rangos.
  • No predice cambios en las variables: La regla asume que las variables se mantendrán estables, sin prever cambios en la rentabilidad, inflación u otros factores que podrían afectar los resultados.

Cosas a tener en cuenta de la regla del 72

Aunque la regla del 72 proporciona estimaciones realistas, es importante considerar ciertos factores al aplicarla.

  1. Interés compuesto: La fórmula asume el uso del interés compuesto, lo que implica reinvertir los beneficios obtenidos por las inversiones para generar un retorno mayor. Este aspecto es crucial para obtener resultados precisos.
  2. Inflación: La regla del 72 no ajusta los resultados a la inflación. Aunque puedas duplicar tu inversión, el valor real de ese capital no será el doble del valor inicial debido a la falta de ajuste inflacionario. Cuanto más tiempo tardes en duplicar la inversión, menos significativo será el valor real.
  3. Impuestos: La fórmula no tiene en cuenta los impuestos, y es importante recordar que los beneficios obtenidos por las inversiones están sujetos a tributación. Considerar la carga fiscal es esencial para evaluar la verdadera rentabilidad de una inversión.
  4. Rentabilidades fuera del rango del 5-11%: La regla del 72 ofrece resultados más precisos para tasas de rendimiento entre el 5% y el 11%. Fuera de este rango, se pueden aplicar ajustes utilizando reglas alternativas como la del 69 para rendimientos inferiores al 1%, la del 70 para rendimientos del 1% al 5%, la del 74 para rendimientos del 11% al 20%, y la del 76 para rendimientos superiores al 20%.

Conclusión


La regla del 72 es una herramienta simple para estimar el tiempo necesario para que nuestro capital crezca, aunque no es científica ni precisa al 100%. A pesar de esto, ofrece información valiosa y es fácil de calcular.

Ahora que ya sabes cómo se usa la regla del 72, empieza a ponerla en práctica y sacarle partido.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir