Invertir en oro

Invertir-en-oro

Durante años, los inversores expertos han sido conscientes de lo importante que es incluir el oro en su cartera de valores. La inversión en oro se ha convertido en la mejor opción en momentos de muchas turbulencias en los mercados de renta variable, ya que su valor muestra menos volatilidad que otros tipos de activos.

Históricamente el oro ha jugado un papel importante en las economías de muchas naciones. Aunque ya no es una forma primaria de moneda, el oro sigue siendo una inversión sólida a largo plazo y puede ser una valiosa aportación a una cartera, especialmente cuando el mercado es bajista.

El oro puede ser una buena alternativa para proteger las inversiones a largo plazo.

En este artículo pretendo abordar los aspectos más relevantes sobre la inversión en oro ¡Comenzamos!

¿Por qué invertir en oro?

El oro está considerado un valor refugio, brinda protección contra la inflación. Es decir, su precio es altamente estable, por lo que en momentos de crisis mantiene la mayor parte de valor e incluso puede aumentarlo. Se ha demostrado que a pesar de que su precio puede ser algo volátil, a largo plazo se pueden obtener ganancias constantes.

Esto se debe principalmente a dos motivos: por un lado, se debe a la consideración del oro como un material precioso; por otro, es un bien escaso y su existencia en el planeta es finita.

Estas características han hecho del oro uno de los activos más utilizados para acumular bienes y almacenar un fondo de seguridad en caso de crisis o emergencia económica. Tanto es así que en los años 70 los principales países del mundo respaldaban sus sistemas monetarios con reservas de oro en sus bancos centrales. Desde 1971, el oro ha sido sustituido por el dólar estadounidense y otros valores.

Para saber si una inversión se adecúa a nuestras necesidades, nada mejor que conocer las principales ventajas e inconvenientes de este activo para formar una valoración fundada.

Ventajas del oro como inversión

A pesar de no ser oficialmente una forma de moneda en el mundo desarrollado, el oro sigue siendo una buena alternativa de inversión.

#1 Liquidez

El oro se puede convertir fácilmente en efectivo en cualquier parte del mundo. Muchos expertos consideran al oro como el activo más seguro, rentable y líquido del mundo. No necesitas de un mercado organizado para hacerlo liquidez, cualquier persona puede llevarlo monedas o lingotes y ponerlos en el mercado en cualquier parte del mundo. El oro siempre es sinónimo de dinero y se cambia a cualquier clase de divisa.

Su liquidez y su gran rentabilidad, la cual es proporcionalmente inversa a la devaluación de la moneda en la que se cotiza, cuanto más se devalúa dicha moneda, más se revaloriza el precio del oro.

#2 Cobertura contra la inflación

El oro reacciona con fuerza ante la inflación. Dado que el oro tiene su precio en euros, cualquier deterioro en el euro lógicamente conducirá un precio mayor del oro. Esto se debe a que el oro es considerado como una forma de dinero, de hecho es la forma más antigua de dinero en uso constante. En resumen, durante las épocas inflacionarias, este material ofrece una inversión mucho más estable que el efectivo.

#3 Diversificación

Agregar diferentes valores a tu cartera de inversión es una forma inteligente de diversificar y minimizar el riesgo general de tus inversiones. Además, debido a que el oro se mueve inversamente a los valores bursátiles y monetarios, proporciona una forma especialmente efectiva de diversificación.

Debemos saber cuál es el mejor momento, como muchas otras inversiones, para invertir en oro porque, puede aportar rentabilidad negativa a nuestra cartera en ciertas épocas e incluso aumentar la volatilidad.

#4 Mantiene su valor

El oro tiende a mantener su valor a lo largo del tiempo. Los economistas mantienen incluso que el precio no es indicativo de su valor. En otras palabras, incluso si el precio disminuye, el valor subyacente del oro no cambia mucho. Esto se debe principalmente a que hay una cantidad fija de oro debido al hecho a que es una mercancía, mientras que el dólar americano, que es una forma de moneda fiduciaria, no tiene ningún valor inherente.

Desventajas del oro como inversión

Si bien el oro puede ser una buena alternativa de inversión por la serie de razones descritas anteriormente, también debieras tener algunos inconvenientes antes de aventurarte en invertir en este material precioso.

#1 Es un bien cotizado

El oro cotiza en el mercado de materias primas como un material precioso. Esto significa que su precio puede subir, pero también puede ocurrir lo contrario, es decir, puede bajar. A pesar de que precio puede mantenerse alto, si compramos a un precio alto y vendemos a un precio inferior, perderemos capital invertido. Como otros activos de inversión, el oro puede suponer riesgos, por lo que no se asegura una rentabilidad de dicha operación.

#2 Problemas de almacenaje

El oro también puede suponer un problema desde el punto de vista de la seguridad porque concentra un gran valor en un lugar pequeño. En estos casos, lo más sensato es guardar el oro en una caja de seguridad o, al menos, asegurarlo. Esto supondrá más costes de mantenimiento para su inversión. Si no se toman unas buenas medidas de seguridad, en caso de daño o robo, es difícil reemplazarlo.

#3 Vinculado al oro

El precio del oro se cotiza en dólares estadounidenses. En otras palabras, existe una correlación entre la posición del dólar en el mercado y la del oro: cuando el dólar baja, el oro sube. El problema es que también puede darse la situación contraria, es decir, que la economía estadounidense tenga un impacto directo en el precio mundial del oro.

#4 No genera ingresos pasivos

Al contrario que ocurre con otros tipos de activos de inversión como, las acciones y los bonos (pueden generar fuentes de ingresos pasivos mediante los dividendos e intereses). El único rendimiento que puedes generar con este material es a la hora de venderlo y obtener la diferencia entre el precio de compra y el de venta.

¿Cuánto oro debo tener en mi cartera de inversión?

cuánto-oro-debo-tener-en-mi-cartera

Un inversor cuyo objetivo es tener una cartera bien diversificada y que busca una alta rentabilidad con el menor riesgo posible, debería considerar incluir el oro en su cartera, el oro se considera tradicionalmente como un valor refugio, pero eso no quiere decir que solo cubra a los inversores en las caídas en los valores de la renta variable. En otras palabras, que la correlación entre las bolsas y el oro no es negativa, sino que por momento los dos pueden estar moviéndose por la misma dirección.

Uno de los principales papeles del oro en una cartera de inversión es la protección frente a periodos de incertidumbre política y crisis economía. El porcentaje de oro en la cartera, como cualquier otro tipo de activo dependerá del perfil riesgo del inversor. No debemos olvidar que la volatilidad de este metal se sitúa en torno al 10%, es decir, cuanto más conservador es el inversor, menos porcentaje debe incluir.

A largo plazo, el oro tiende a contribuir con una rentabilidad positiva y reduce la volatilidad de una cartera, invirtiendo de 6% a 30% en oro conseguiremos reducir la volatilidad de nuestra cartera sin afectar a la rentabilidad, pero no se puede garantizar una regla estricta y rápida sobre cuánto oro debemos tener en nuestra cartera.

Cómo invertir en oro

Existen muchas formas distintas de invertir en oro, a continuación te contamos las principales.

#1 Compra física de oro

Puedes comprar oro directamente en forma de lingotes o monedas. Pueden estar guardadas en casa o en un banco. Cuando lo hayas hecho, mantén esas cantidades de oro por un tiempo, ya que con posterioridad podrás venderlas. Uno de los principales inconvenientes a la hora de almacenarlas en un lugar distinto al hogar, es el coste por tenerlo asegurado. También el precio actual del lingote, normalmente en kilo, no está al alcance de todos los bolsillos.

#2 Comprar acciones de empresas que se dedique a la venta de oro

Es fácil invertir en algunas de estas empresas. El valor de las acciones va a estar fuertemente correlacionado con el valor del oro en sí mismo. Barrick Gold, Newmont Mining o AngloGold Ashanti son algunas empresas mineras que venden oro en forma de acciones.

#3 Invertir en un ETF de oro

Probablemente el más conocido es SPDR Gold Shares, ya que es un ETF con mayor subyacente físico del mundo. Es una forma sencilla, rápida y de bajo coste para invertir en oro.

#4 Futuros y opciones de oro

Puedes invertir en oro a través de derivados financieros que se especializan en inversiones de oro como opciones en compra y venta. Esto permite obtener grandes beneficios a pesar de las fluctuaciones del precio del oro suelen ser lentas y pequeñas. Pero hay que tener buenos conocimientos en estos productos financieros.

En resumen, el oro puede ser una inversión rentable cuando todos los demás productos de inversión fallan.

Fiscalidad del oro de inversión

En la Unión Europea existe un régimen fiscal especial para las inversiones en oro. En este régimen especial, todas las operaciones de compra y venta de oro de inversión están exentas de IVA. Los requisitos para que el oro se considere oro de inversión dependen de si se trata de un lingote o de una moneda.

Si vende oro físico, debe declararlo en su declaración de la renta. Cualquier ganancia o pérdida de capital en la que incurra en esta transacción será gravada como ganancia o pérdida de capital en su base imponible del ahorro. Es lo mismo que si vendieras una acción o un ETF.

Tenga en cuenta que esta información se basa en la legislación vigente y está sujeta a cambios. Para obtener más información sobre la fiscalidad del oro, le recomiendo que se ponga en contacto con un asesor fiscal.

Conclusión

Como hemos visto, la inversión en oro puede ser una gran alternativa de inversión. Dicho esto, antes de empezar a invertir en oro, deberás conocer muy bien qué tipo de inversión vas a realizar y el valor del oro en ese momento. También en caso de querer obtener el oro en formato físico deberás tener en cuenta el coste de tenerlo almacenado y asegurado.

Para concluir, el oro es un activo que acompañado de paciencia en una cartera de inversión a largo plazo, puede aportar seguridad y rentabilidad.

Te puede interesar

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Política de cookies