¿Qué es una hipoteca inversa?

hipoteca-inversa

En un mundo donde la jubilación y la seguridad económica son temas cada vez más apremiantes, la hipoteca inversa emerge como una opción intrigante y valiosa para las personas de la tercera edad. Este innovador producto ha capturado la atención de quienes buscan una forma de aprovechar el valor acumulado en su hogar sin renunciar a la comodidad y la independencia que este les brinda.

En este artículo te contamos qué es una hipoteca inversa, cómo funciona, los beneficios que ofrece y los aspectos clave que debes conocer antes de considerarla como una estrategia viable.

¿Qué es una hipoteca inversa?

Una hipoteca inversa es un préstamo diseñado para propietarios mayores de viviendas que les permite convertir parte del valor de su propiedad en efectivo sin la necesidad de venderla, generalmente a partir de los 65 años.

¿Cómo funciona?

En una hipoteca inversa, a diferencia de una hipoteca tradicional, tú, como propietario de una vivienda, recibes un abono mensual del banco sin la obligación de realizar pagos mensuales para pagar la deuda mientras vives en la propiedad.

Estos pagos mensuales se mantienen durante el plazo acordado y no están sujetos a tributación sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Cuando falleces o te mudas de manera permanente, los herederos o la entidad financiera deben devolver el préstamo junto con los intereses acumulados. Además, esta renta mensual puede servir como un complemento a otros ingresos que puedas tener, como la pensión u otros fondos.

Si lo deseas, también tienes la opción de cancelar anticipadamente el préstamo.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

  • Flexibilidad en el desembolso: Los beneficiarios pueden optar por recibir el dinero en forma de suma global al inicio, pagos mensuales regulares, o incluso una combinación de ambas opciones. Esto brinda flexibilidad para adaptar los fondos a las necesidades financieras individuales.
  • Mantienes la propiedad y el uso de la vivienda: A diferencia de la venta de la propiedad, en una hipoteca inversa, el propietario retiene la propiedad y el derecho a vivir en ella. Esto proporciona estabilidad y comodidad, lo que puede ser especialmente valioso en la jubilación.
  • Sin cuotas de amortización mensual: No es necesario realizar pagos mensuales para amortizar el préstamo durante la vida del propietario en la propiedad. Los pagos solo se requieren cuando se vende la vivienda o en otras circunstancias especificadas, lo que reduce la presión financiera mensual.
  • Producto regulado: Las hipotecas inversas están reguladas por la Ley 41/2007, lo que proporciona una capa adicional de protección para los consumidores y establece estándares específicos para los prestamistas. Esto ayuda a garantizar que el producto sea transparente y seguro.
  • Aumenta la renta disponible: Las hipotecas inversas pueden aumentar la renta disponible para las personas mayores, lo que les permite mejorar su calidad de vida, financiar gastos médicos, realizar mejoras en el hogar o simplemente disfrutar de una jubilación más cómoda.
  • Potencial generación de beneficios económicos y sociales: Estas hipotecas pueden contribuir al bienestar económico y social de las personas mayores al permitirles utilizar parte de su patrimonio inmobiliario de manera efectiva y segura.

Cómo se cancela una hipoteca inversa

que-es-una-hipoteca-inversa

La cancelación de una hipoteca inversa se puede llevar a cabo en cualquier momento, generalmente cuando el propietario fallece, se muda de la vivienda o desea venderla.

Por lo general, no se aplican comisiones de cancelación. El procedimiento implica devolver el importe recibido hasta la fecha, los intereses generados y los gastos de la operación.

Cuando el titular fallece, los herederos tienen varias opciones:

  1. Quedarse con la vivienda: Pueden devolver el dinero prestado al banco, ya sea con su capital o mediante la constitución de una nueva hipoteca convencional sobre la propiedad por el importe de la deuda.
  2. Vender la vivienda: El importe de la venta se utiliza para saldar la deuda de la hipoteca inversa. Si el dinero no es suficiente, el banco puede solicitar la venta de otros bienes de la herencia.
  3. No reembolsar la deuda: En este caso, la entidad financiera obtendrá su derecho al cobro a través del inmueble y, si es necesario, de otros bienes de la herencia.

Conclusión

La decisión de contratar una hipoteca inversa es significativa y requiere tiempo y consideración detallada.

Contar con el apoyo de un equipo de especialistas y la participación activa de tu familia es crucial para tomar una decisión informada y asegurarte de que la hipoteca inversa se adapte a tus necesidades financieras y a tus objetivos a largo plazo.

La participación de tus seres queridos en este proceso puede proporcionar una perspectiva valiosa y garantizar que tomes una decisión que beneficie a todos los involucrados en el futuro.

Otras dudas resueltas sobre hipoteca inversa

¿Cuánto cuesta pedir una hipoteca inversa?

Solicitar una hipoteca inversa implica costes como la tasación de la vivienda (alrededor de 300 euros) y posiblemente una comisión de apertura y gastos de formalización, aunque estos últimos pueden ser descontados del importe de la hipoteca inversa. Los intereses se pagan eventualmente por los herederos, no por el titular.

¿Quién puede solicitar la hipoteca inversa?

  • Personas mayores de 65 años.
  • Propietarios de la vivienda.
  • Sin otras hipotecas o cargas sobre el inmueble.

¿Puedo alquilar mi vivienda con una hipoteca inversa?

Sí, puedes alquilar tu vivienda con una hipoteca inversa, pero generalmente debes informar a la entidad financiera y asegurarte de que el contrato de alquiler cumpla con sus requisitos específicos.

¿Qué pasará con la hipoteca inversa cuando me muera?

Cuando fallezcas o mueran todos los titulares de la hipoteca inversa, la deuda pasará a tus herederos.

Aquí están las opciones disponibles para tus herederos:

  • Quedarse con la vivienda: Si tus herederos eligen conservar la vivienda, deberán saldar la deuda con el banco. Pueden hacerlo mediante el pago de la deuda en su totalidad si tienen los recursos necesarios o solicitar una nueva hipoteca sobre la propiedad para refinanciar la deuda.
  • Vender la casa: Otra opción es vender la vivienda y utilizar los fondos obtenidos de la venta para saldar la deuda de la hipoteca inversa. Si el producto de la venta es suficiente, podrán liquidar la deuda y quedarse con el excedente, si lo hubiera.
  • No saldar la deuda: En este escenario, la entidad financiera tiene el derecho de embargar la vivienda y subastarla para recuperar el dinero prestado. Si el producto de la subasta no cubre la deuda en su totalidad, la entidad puede perseguir otros activos de la herencia para compensar la diferencia.

¿Cómo se devuelve el dinero de la hipoteca inversa?

En una hipoteca inversa, la persona jubilada que firma el contrato no tiene la obligación de devolver ningún dinero durante su vida. A diferencia de un préstamo convencional, donde se hacen pagos mensuales para reducir la deuda, en una hipoteca inversa, el saldo pendiente generalmente aumenta con el tiempo debido a los intereses acumulados y las tarifas asociadas. La deuda se paga en el futuro, típicamente cuando el titular fallece, se muda de manera permanente o decide vender la propiedad.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir