Cómo ahorrar gas en casa

Cómo-ahorrar-gas-en-casa

En España existen casi 8 millones de hogares que consumen gas. El gasto medio por hogar es de 40 euros. En cualquier vivienda el uso de gas natural puede ir al agua caliente, calefacción o para cocinar. Sin embargo, en los meses de invierno, el consumo se dispara debido a un uso mayor.

En este artículo te daré las claves para que puedas bajar en su factura. ¡Continúa leyendo!

Medidas para ahorrar gas en casa

La factura de gas ha subido en torno al 20% desde el año 2008.

Tres son los componentes que debemos controlar en nuestros hogares a la hora de pretender ahorrar en la factura del gas.

La calefacción de gas

La calefacción es el elemento que más influye en el importe final. Para hacernos una idea, solo la calefacción supone en muchos hogares casi el 50% del total del gasto energético.

  • Para no elevar el precio en la próxima factura, lo recomendable es mantener la temperatura del hogar entre los 18 y 24 ºC durante el día. Esta suele ser la temperatura ideal en casa.
  • Si en algún momento salimos de casa, debemos disminuir la temperatura o apagar directamente según lo rápido que se enfríe la casa, ya que si baja mucho pretender volver a la temperatura ideal supondrá un gran consumo.
  • Realizar un buen mantenimiento, es aconsejable una vez por año, de la caldera y radiadores, limpios y sin polvo.
  • No cubrir los radiadores, ya que necesitarían más energía para calentar la casa.
  • Calentar únicamente aquellas habitaciones que se usan.
  • Aislar puertas y ventanas, es importante contar con cierres de seguridad eficaces para evitar que el calor se escape a través de ellos.
  • No ventilar la casa más de 10 minutos. Este tiempo es más que suficiente para renovar el aire, pero sin perder el calor generado. Debemos evitar ventilar con la calefacción puesta.

El agua caliente

Reducir el consumo en el siguiente apartado es hacerlo por mediada doble, conllevará una reducción no solo de gas sino también de agua.

  • Acortar el tiempo en la ducha. Ducharse en vez de bañarse, reducirá enormemente el consumo de gas y agua.
  • Emplear el programa de agua fría en la lavadora, si disponemos de esta opción.

La cocina de gas

Las cocinas de gas también requieren una serie de medidas para reducir en el consumo final de gas.

  • No abrir el horno cuando se está cocinando. Hacerlo únicamente cuando sea necesario, ya que se pierde el calor acumulado.
  • Tapar las ollas, de esta manera se alcanza la temperatura de cocción antes, y se necesita menos tiempo en cocinar.
  • Emplear el calor residual para terminar de cocinar. Cuándo se está cocinando en el horno o en la cocina, hay que aprovechar y bajar el termostato.

Solicitar el bono de la calefacción

El Bono Social Térmico es un conjunto de ayudas impulsadas por el Ministerio en octubre de 2018 destinadas a compensar los gastos destinados al consumo de calefacción, agua caliente y cocina de las familias más vulnerables, independientemente de la fuente de energía utilizada. Hasta un máximo de 130 euros mensuales.

Para solicitar este bono hay que reunir los siguientes requisitos:

  • Disponer de una potencia contratada de luz igual o inferior a 10 kW.
  • Contar con unos ingresos máximos de 11.701 euros al año.
  • Ser familia numerosa.
  • Tener contratada la tarifa eléctrica PVPC (indispensable).

¿Cómo cambiar la tarifa de gas?

Si desea cambiar de compañía, el mercado le ofrece una gran variedad de opciones a su disposición. Encontrar la tarifa que mejor se ajuste a sus necesidades es un trabajo sencillo. Dicho cambio, por norma general, suele ser gratuito. Sin embargo las tarifas suelen contar con un periodo de permanencia, si el cliente desea finalizar el contrato, deberá abonar una penalización económica.

Documentos necesarios para cambiar de compañía de gas

  • Datos del titular: nombre, apellidos y DNI.
  • Teléfono y correo electrónico del contacto.
  • Ubicación del suministro de gas.
  • Cuenta bancaria.
  • Código CUPS.
  • Tarifa de acceso.

Conclusión

España es el tercer país de la Unión Europea que más paga de media por la factura del gas. Dicha factura sigue encareciéndose año tras año. Siguiendo las anteriores pautas cualquier consumidor puede reducir el consumo en gas.

Se hace necesario tener el hábito de ahorro en el consumo de gas, al igual que con el dinero.

Te puede interesar

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Política de cookies