Bola de nieve o avalancha: ¿Cuál es el mejor método para pagar mi deuda?

metodo-bola-de-nieve-o-metodo-avalancha

Si te sientes atrapado en préstamos, esta guía te ayudará a transformar tus finanzas. Salir de deudas es desafiante y a menudo implica cambiar hábitos arraigados, como compras compulsivas.

Descubre los métodos bola de nieve y avalancha, recomendados por expertos en finanzas para salir de deudas. Estos métodos son efectivos, especialmente cuando se combinan con optimizaciones en seguros de vida y otras estrategias de reducción de cuotas.

¿En qué consiste cada estrategia?, ¿cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades financieras, personalidad y presupuesto disponible? Continúa leyendo.

¿Qué es el método “bola de nieve”?

El método "bola de nieve" implica reunir todas tus deudas y comenzar pagando la más pequeña primero. Una vez que has pagado esa deuda, te mueves a la siguiente más pequeña y continúas el proceso. Con el tiempo, te acostumbras a asignar parte de tus ingresos a pagar deudas, lo que facilita el manejo de pagos sin sentirte abrumado por las deudas más grandes.

¿Qué es el método “avalancha”?

El método avalancha se centra en pagar primero las deudas con los intereses más altos y, por lo tanto, puede ahorrarte dinero en intereses a largo plazo. Aunque es más intensivo y puede llevar a un mayor índice de desistimiento debido a su dificultad, este método permite saldar las deudas más rápido y con menos gasto en intereses en el tiempo.

Pros y contras del método bola de nieve y del método avalancha 

Método bola de Nieve

Pros

  • Simplicidad inicial: Es fácil de entender y comenzar, ya que te enfocas en las deudas más pequeñas primero.
  • Mayor motivación: Al ver las deudas desaparecer rápidamente, hay una mayor motivación para seguir comprometido con el proceso.

Contras

  • Coste a largo plazo: Puedes terminar pagando más intereses en total debido a las tasas más altas de las deudas pendientes.
  • Tiempo adicional: Puede llevar más tiempo pagar todas tus deudas, ya que no te deshaces de las deudas con tasas de interés más altas primero.

Método Avalancha

Pros

  • Ahorro a largo plazo: Ahorras más dinero en intereses a largo plazo, ya que te deshaces de las deudas con tasas de interés más altas primero.
  • Pago más rápido: Puedes saldar todas tus deudas más rápidamente, lo que te libera financieramente a largo plazo.

Contras

  • Disciplina requerida: Requiere disciplina constante, porque puede no haber gratificación inmediata al principio.
  • Pérdida de motivación: Es fácil perder la motivación, ya que no experimentas avances rápidos en las primeras etapas del proceso, lo que puede llevar al incumplimiento de los pagos.

Método bola de nieve y método avalancha, ¿cuál es el mejor para deshacerse de las deudas?

metodo-bola-de-nieve-vs-metodo-avalancha

La elección entre el método bola de nieve y el método avalancha depende de tus motivaciones y personalidad.

Si te incentiva la gratificación instantánea y el progreso tangible, el método bola de nieve es adecuado. Pagar las deudas más pequeñas primero te brinda una sensación de logro constante y puede ser una fuente poderosa de motivación. Por otro lado, si te motiva ahorrar dinero a largo plazo y optimizar los procesos, el método avalancha es más adecuado. Al priorizar las deudas con tasas de interés más altas, ahorras en intereses y te deshaces de las deudas de manera más eficiente.

En definitiva, elige el método que te ayude a mantener la disciplina y la perseverancia a largo plazo, asegurándote de que estás trabajando constantemente hacia tu objetivo de ser libre de deudas.

Cuatro cosas que no deberías repetir para caer de nuevo en deuda ‍

#1. Aceptar préstamos y créditos solo porque te los ofrecen

Es importante entender que no todas las ofertas de préstamos o tarjetas de crédito son beneficiosas para ti. Antes de aceptar cualquier oferta, asegúrate de entender los términos, las tasas de interés y cómo afectarán tu capacidad para pagar en el futuro. No te sientas obligado a aceptar ofertas simplemente porque están disponibles.

#2. Utilizar tu tarjeta de crédito como si fuera una extensión de tu sueldo

Las tarjetas de crédito pueden ser herramientas útiles si se usan con responsabilidad, pero gastar más de lo que puedes pagar al final del mes puede llevar a una acumulación rápida de deudas. Evita comprar cosas que no puedes permitirte pagar en efectivo y trata tu tarjeta de crédito con cuidado para evitar saldos acumulativos.

#3. Olvidar tus fechas límite de pago

La puntualidad en los pagos es crucial para evitar cargos por pagos atrasados y para mantener una buena puntuación crediticia. Establece recordatorios o utiliza alarmas para asegurarte de que nunca olvides las fechas límite de pago. Esto te ayudará a evitar cargos adicionales y a mantener tu historial crediticio en buen estado.

#4. No tener ahorros de emergencia que te permitan afrontar las deudas de forma más tranquila y con menos estrés

Contar con un fondo de emergencia te brinda un colchón financiero en caso de gastos inesperados, como reparaciones del hogar o facturas médicas. Si no tienes ahorros para cubrir estos gastos imprevistos, podrías verse obligado a recurrir a préstamos o tarjetas de crédito, lo que podría conducir a una nueva deuda. Establece un objetivo para tu fondo de emergencia y trabaja para construirlo regularmente.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Política de cookies